La fórmula de las 4 P: los Pasos Para Persuadir como un Pro

La fórmula de las 4 P no necesita demasiada introducción. Basta con entender cómo funciona cada uno de los pasos que hay que llevar a cabo, y que, en inglés, comienzan por la letra P.

  • Promise
  • Picture
  • Proof
  • Push

Quédate y descubre en este artículo cómo plasmarla en cada uno de tus textos. Y si quieres descubrir más fórmulas de copywriting, échale un vistazo a este artículo donde compartimos muchas más.

La fórmula de las 4 P que pierde dos de ellas en la traducción

Si bien en inglés cada paso de esta técnica está representado por la letra p, la traducción al español sería:

  • Promesa
  • Imagen
  • Prueba
  • Empuje

Al igual que otros mecanismos de escritura persuasiva, la única intención de la fórmula de las 4 P es que tengas un esquema que te ayude a convencer a tu lector.

El siguiente ejemplo es una carta de ventas escrita en el año 1979 por el empresario Bill Bonner, para promocionar, por 49 $ al mes, una revista que mostraba los mejores parajes internacionales para jubilarse.

Ejemplo de la fórmula de las 4 P aplicada al texto de un anuncio publicitario de Bill Bonner.

La promesa:

“Miras por la ventana, más allá de tu jardinero, quien está podando limoneros, cerezos e higueras afanosamente… en medio del esplendor de las gardenias, hibiscos y malvarrosas. El cielo es azul claro. El mar es de un azul más profundo, que brilla con la luz del sol.”

Las primeras 4 líneas de esta página apelan a la imaginación del lector para que descubra el beneficio más claro que encontrará en esta oferta si sigue leyendo.

En esta parte de tu texto aprovechas para explicarle a tu potencial cliente cómo puedes resolver ese problema o dolor a través de tu producto o servicio.

La imagen:

“Una suave brisa llega desde el océano, limpia y refrescante, mientras te traen el desayuno a la cama.

Por un momento, crees que has muerto y te has ido al cielo.”

Esta imagen vívida y descriptiva que dibujas en la mente de tu lector debe contar una historia o mostrarle una escena que refleje, al dedillo, la promesa que estás haciéndole.

Y apelando a la emocionalidad, a través de las imágenes, es como transmites los beneficios de tu oferta sin tener que enumerarlos.

La prueba:

“Pero este paraíso es real y asequible. De hecho, vivir este estilo de vida de ensueño cuesta solo la mitad de lo que te costaría quedarte en tu propia casa.

Me gustaría enviarte una copia GRATUITA de un informe único e invaluable.

Se llama “Cómo jubilarse en el paraíso con $30 al día”  y te habla sobre los mejores lugares del mundo para hacerlo…”

En este apartado de su carta, Bill Bonner se explaya mostrando cuáles son los argumentos que sustentan su promesa.

Y lo que se encontraría el lector al pagar su suscripción mensual a esta revista.

Por eso, antes de sentarte a escribir, debes preguntarte: 

  • ¿Cuál es la evidencia que respalda esto que estás prometiendo? 
  • ¿De qué se trata?
  • ¿Cómo funciona?

Pues todas estas interrogantes estarán rondando por la mente de tu potencial cliente.

Y es aquí donde debes resolverlas.

Puedes valerte de historias, anécdotas, hechos, estadísticas, resultados tangibles, testimonios o datos que le ayuden a comprender cómo es que ese producto o servicio conseguirán en él lo que le has prometido.

El empuje:

Este último apartado de la fórmula de las 4 P es la que invita a tu lector a actuar.

Puedes recurrir a la urgencia, la escasez o a esa “pregunta” que rondará en su cabeza hasta que se decida a dar el paso.

En este caso, Bill Bonner vendía una vida de ensueño por suscripción y plasmó en casi 4000 palabras todos los argumentos que llevarían a sus potenciales compradores a decir que sí.

“International Living es tu pasaporte a una vida más brillante, más emocionante, más aventurera. Aprovecha esta oportunidad de convertirte en suscriptor de inmediato […]

Descubre cómo vivir el tipo de vida que viven los ricos… Y si no estás completamente satisfecho, simplemente puedes cancelar tu suscripción. Te reembolsaremos tu dinero sin preguntas y podrás quedarte con todo los informes de forma gratuita…”

Como ves, es mucha la diferencia entre vender una revista y ofrecer una: “entretenida y formativa suscripción con la que podrás vivir la emoción y el glamour de viajar a países extranjeros, aún y sin moverte de tu sillón”.

¿Por qué la fórmula de las 4 P es tan efectiva?

Esta técnica no da pie a perderse en un texto repleto de características. 

Tan solo se enfoca en abordar los problemas que preocupan al lector y en cómo los resolverá tu oferta.

En consecuencia, si la aplicas bien, habrás recorrido la mitad del camino hacia la venta de tus productos o servicios.

Además, es tan versátil, que puedes aplicarla en los textos de:

  • Una página web
  • Un correos electrónico
  • El post de un blog
  • Una página de ventas
  • El guion de un video

¿Y en qué tipo de sectores podría serles de ayuda?

En el sector turístico o inmobiliario, en donde la diferenciación se esconde tras la imagen que se haga tu lector en su cabeza.

Mira este ejemplo:

Ejemplo de formula 4P en un anuncio inmobiliario

Usa la fórmula de las 4 P para estructurar tu oferta

  1. Cuenta en la promesa por qué el lector debería prestarte su atención.
  2. Dibuja, con palabras, esa promesa en la mente de tu potencial cliente.
  3. Respalda esa promesa con hechos y pruebas.
  4. Empuja a tu lector a que pase a la acción de inmediato.

Como lo ves, nunca se tratará de manipular a tus potenciales compradores, sino de hacerles comprender que ese producto o servicio que le ofreces es justo lo que está necesitando.

Y que gracias a ti podrá vivir esa transformación con la que sueña.

¿Usas la fórmula de las 4 P? Cuéntanos en los comentarios.

¿Qué opinas? Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Has descubierto todo esto y ahora quieres saber más?

Entra gratis al taller online de copywriting.

Descubre el método de 5 pasos para escribir textos comerciales que conecten con tus clientes sin sonar desesperado por vender.