Ejemplos de asuntos para e-mail marketing: haz titulares de e-mails irresistibles

¿Cuántos correos recibes cada día en tu bandeja de entrada? ¿Te has detenido a analizar esos asuntos de e-mail que han llamado tu atención sin siquiera saber por qué?

Lo cierto es que el e-mail marketing sigue siendo una incógnita para cantidad de empresas y negocios que, a pesar de las herramientas y prácticas que han tratado de implementar, no obtienen los resultados deseados.

Y la respuesta quizás se esconda en las palabras.

En este artículo destriparemos esas líneas de asunto para e-mail marketing que no solo incitan a clicar sobre ellos, sino a querer actuar después de leer cada correo.

Asuntos para e-mail marketing: cómo escribir titulares irresistibles

1. Haz una promesa:

En este apartado la clave está en que el lector sepa, con un solo vistazo, qué es lo que se perdería si decidiera pasar de tu correo.

Por ejemplo: 10 técnicas infalibles para duplicar las visitas de tu blog.

2. Destaca un único beneficio:

No hay mayor ciencia con este tipo de asuntos. Piensa que tu suscriptor no podría resistirse a abrir un correo que resuelva algo que para él es importante.

Por ejemplo: Aprende a redactar irresistibles asuntos para e-mail.

3. Apela a la curiosidad:

A diferencia del caso anterior, en este no vas a desvelar el contenido del email, sino que entregarás a tu lector al punto de querer abrir tu correo para saber más.

Por ejemplo: Este truco me habría ahorrado mucho dinero cuando emprendí.

 4. Despierta emociones en tu lector:

Si has hecho los deberes y conoces los puntos de dolor de tus potenciales clientes, sabrías entonces cómo hacer para causar en ellos un sentimiento de empatía.

Y conseguir que se identifiquen contigo.

Supongamos que te diriges a un público emprendedor y sabes que su principal problema es la desmotivación ante la falta de resultados tangibles. Un buen ejemplo de asunto para email en este caso sería:

“Cómo reaccioné cuando supe que fracasé como emprendedor”.

5. Incluye números en el asunto de tu e-mail

“A los adultos les gustan los números. Cuando uno les habla de un nuevo amigo, nunca preguntan sobre lo esencial. Nunca te dicen: “¿Cómo es el sonido de su voz? ¿Cuáles son los juegos que prefiere? ¿Colecciona mariposas ?”. Te preguntan: “¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos tiene? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?”

Este apartado está muy relacionado con este fragmento de El Principito.

La mayoría de las estadísticas establecen que los números favorecen la tasa de apertura. Después de todo, no es lo mismo decirle a alguien que le contarás “las claves de la productividad” a decirle que revelarás “los 3 secretos con los que será más productivo”.

Además dependiendo del contexto pueden darle mayor fuerza a tu mensaje.

Por ejemplo: “Cómo adelgazar en 21 días sin dejar tu comida favorita”

6. Limita el uso de los signos de puntuación

Y no se trata de prescindir de ellos del todo. Simplemente, identifica cuándo son necesarios.

Por ejemplo, no es lo mismo decir : “ ¿cómo gané 1.607 € sin invertir en publicidad?”  a decir : “¿¿¿Que se acaban los descuentos???  ¡¡¡No te quedes sin tu oferta y corre!!!!”

Piensa que cada signo innecesario te roba un útil carácter que puede servirte para causar más impacto.

7. Juega con los emoticonos y caracteres especiales

Los emojis son un recurso que denota cercanía, naturalidad y confianza. Pero, además, sirven para que tu mensaje destaque entre esa marea de “frases” que abarrotan la bandeja de entrada de tu suscriptor.

E igual que en el punto anterior, claro que puedes utilizarlos, siempre que no abuses de ellos. No quieres que tu correo electrónico vaya directo a la bandeja de spam.

Por ejemplo : «¿Quién dijo verano? 👀»

8. Apela a la novedad

¿Tienes una primicia que anunciar? ¿Quieres que tus lectores sean los primeros en enterarse de una gran noticia? Si eso que estás a punto de contarle es capaz de despertar interés en tu lector aprovecha para utilizarlo en ese momento.

Pero, por favor, no lo engañes.

Si le dices, por ejemplo: “ Buenas noticias a los alumnos de la Escuela” y la buena noticia es que tendrá acceso a tu nuevo programa, igual que lo hará todo el mundo, se sentirá decepcionado.

Otro caso distinto sería si le dijeras en el cuerpo de ese correo que, por ser alumno, esa formación le quedará un 50% menos.

9. Hazle preguntas

Instígale a que se responda a sí mismo y sienta el deseo imperioso de encontrar la respuesta en tu correo y, muchas veces, querrá interactuar contigo.

Y si es posible, utiliza el “cómo”, pues de todas las preguntas ésta suele ser una de las más irresistibles.

Un ejemplo para este tipo de asuntos sería: “ cómo conseguir tus primeros 3 clientes en una llamada”

10.  Personaliza el asunto

Pero no te confundas, no se trata de escribir su nombre, sino que se vea reflejado en tu asunto como cliente ideal.

La idea del nombre sería el perfecto si, al momento de la previsualización, tu mensaje no revelara su carácter masivo poniendo: “Hola [NOMBRE] no he dejado de pensar en ti”.

Y no es muy agradable sentirse uno más del montón.

Pero, si en cambio recurrieras a un factor común que identificara a tu lista, como por ejemplo:

“¿Por qué crees que ser periodista fue un error?”

Es probable que ese lector, al que quieres venderle una formación para comunicadores independientes, crea que ese correo es exclusivo para él.

11.  Recurre a la urgencia y escasez

La mayoría de las personas sienten un mayor deseo de actuar cuando sienten que están perdiendo una valiosa oportunidad o que son las últimas plazas disponibles.

De hecho, las mayores decisiones de compra suelen tomarse en el primer día de una secuencia de ventas y en el último.

Por eso, es normal que cuando tus lectores se encuentren con ese asunto que pone “ ⏰últimas horas para matricularte” o “ Quedan 3 plazas para mi mentoring ” salgan corriendo a comprar para no perdérselo.

Y sin necesidad de decirle que “no se lo puede perder”, lo que nos lleva al siguiente apartado.

12.  Apela a su imaginación

Llevar a tu lector en un viaje imaginario, desde su situación actual hasta la que viviría tras leer ese correo, puede ser una de las mejores armas a la hora de persuadirlo.
Y es que si consigues dibujar en su mente esa imagen con la que pueda visualizar una mejor versión de sí mismo, de seguro habrás ganado la mitad del camino.

«Te imaginas duplicar tus ventas en 3 meses con esta sencilla técnica

Ejemplos de asuntos para e-mail marketing que NO debes imitar

1. «No te lo puedes perder»:

La mala noticia no es solo que tu cliente sí puede perdérselo, sino que después de un asunto como ese querrá hacerlo.

De los titulares de e-mail más cliché que existen, este es de los más recurrentes y es que no le dice nada a tu lector.

En cambio, si le dices  “Los tres secretos que te revelaré si decides entrar”, ya todo cambia.

Por el simple hecho de conocer estos tres secretos, clicará sobre tu e-mail. Pero, si además, son tres secretos valiosos, es probable que también quiera pinchar sobre tu enlace.

2. «LAMENTARÁS NO HABER ABIERTO ESTE CORREO»:

Después de sentir que le has gritado, lo más probable es que ese lector lamente estar en tu base de datos.

Las mayúsculas, al igual que los emoticonos o caracteres especiales, deben ser utilizadas con sumo cuidado.

3. «¿No te gustaría cambiar de trabajo?»:

En este ejemplo de asunto el problema no está en la pregunta, sino en el “no”. Una palabra como esta puede resultar tan beneficiosa como perjudicial, todo es cuestión de saberla utilizar.

Quizás si la pregunta fuera “ ¿No te habías dado cuenta?” tu lector quiera saber de qué es lo que le hablas. Pero, si comienzas una interrogación con un “no” de seguro, su respuesta también sea una negativa.

Otros ejemplos de asuntos para e-mail marketing aplicados

De curiosidad:

Como ves en el ejemplo, la idea es que la intriga mueva a tu lector a que abra tu email para ver qué es lo que sigue. Ya sea una pregunta o alguna afirmación interesante, los asuntos de curiosidad suelen dejar a tus suscriptores con ganas de más.

Ejemplos de asuntos de curiosidad para email marketing

De beneficios:

Si has hecho los deberes y sabes qué es lo que le interesa conseguir a tu cliente ideal, este tipo de asuntos ayudarán a que tus lectores quieran clicar y profundizar en la información que le brindas a través de estas primeras líneas.

Ejemplos de asuntos de beneficio para email marketing

Con números

Así como los números que titulan la entrada de un blog incrementan las tasas de apertura, las líneas de asunto no se quedan atrás.

De hecho, según la herramienta de e-mail marketing Campaign Monitor, un estudio que analizó 115 millones de emails, detectó que el porcentaje de clics sobre los asuntos que contienen un número, es mucho más alto.

La razón es que el número les hace destacar en esa bandeja de entrada abarrotada de e-mails “prioritarios”.

Ejemplos de asuntos con números para email marketing

Dirigido a un perfil de cliente concreto, haciendo preguntas y usando el cómo

Igual que en el ejemplo de asuntos de email con beneficios,  los titulares que comienzan con un “cómo” deben ir acompañados, de inmediato, por aquella meta o propósito que tiene tu potencial cliente.

Si les interesa, por ejemplo, alcanzar una meta concreta como “ convertirse en copywriter” pero tienen alguna objeción, como es el tiempo que puede llevarles o el no tener una formación previa, una buena fórmula sería:

¿Cómo redactar un copy de impacto , en tiempo récord, aunque no sepas por dónde empezar”.

Fíjate en estos ejemplos:

Ejemplos de asuntos dirigido a un perfil de cliente concreto para email marketing

Si quieres que tus emails te ayuden a incrementar tus ventas, debes garantizar a tus lectores que abrir tus correos les traerá algún tipo de beneficio.

Y si además, te apoyas en las palabras más poderosas, simplificas tus mensajes, utilizas recursos como emojis, números o promesas y conoces cuáles son los objetivos que tu audiencia espera alcanzar; sabrá lo rentable que puede resultar el e-mail marketing para tu negocio. En este artículo tienes más pistas de cómo hay que aplicar el copywriting al e-mail marketing para que tus correos nunca acaben en la papelera.

¿Ya aplicas estas técnicas en tus asuntos de e-mail? Te leemos en los comentarios 👇

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Has descubierto todo esto y ahora quieres saber más?

Entra gratis al taller online de copywriting.

Descubre el método de 5 pasos para escribir textos comerciales que conecten con tus clientes sin sonar desesperado por vender.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp